Strip-tease, en aleatorio

Borracha, como estaba, todo me importaba más bien poco. La sensación, si no la conocen, se la explico: IMPAGABLE. Unos labios rojos tatuados en mi copa que gritaban, sin pudor, a-tomar-por-culo-todo y; Vienna de nuevo. “Oh, you crazy child…”

Me senté y sonreí. Y así es como siempre tendrían que acabar las páginas de un diario.

 

 

 

 

 

*(Imagen: http://jagger-daily.livejournal.com/)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s