En la pared

Y PARECIERAN ESTAS LAS TECLAS DE UN PIANO MIENTRAS LAS TOCO; sin ritmo, sin ganas; nadie me mira; con los…

La página 22

No podía dejar de leer y, a la vez, sentía un deseo irrefrenable de escribir. Quería vivir eternamente para crear…

MI MADRID

Los ojos cerrados, los ojos hundidos, los ojos brillantes, los dedos en el piano, los dedos en el teclado, los…

El Emperador va desnudo

“Qué tiempos serán los que vivimos, que es necesario defender lo obvio ”, Bertold Brecht. La valentía se ha convertido…

SEAGRAMS, POR FAVOR

Recuerdo perfectamente todo lo que pertenece a ese momento: desde el camarero de ojos claros que corría de un lado…

Strip-tease, en aleatorio

  Sonó el despertador. Me duché. Me vestí. Me peiné. Y. Me Maquillé. Me di cuenta (tarde) de que no tenía…